Bienvenida - Benvinguda

El Club Palindromista Internacional inicia en 2010 una nueva etapa con renovada ilusión y entusiasmo.
Bienvenid@s seáis, compositores, lectores y amantes de los palíndromos.

El Club Palindromista Internacional inicia el 2010 una etapa nova amb il·lusió renovada i entusiasme.
Sigueu benvinguts, compositors, palindromaires, lectors i amants dels palíndroms.

Sega, per bo. Palla dina, ni dalla, pobre pagès.

Jesús Lladó


domingo, 14 de octubre de 2012

7007 ANIVERSARIO PALINDRÓMICO

Hoy, he cumplido mi 7007 cumpleaños palindrómico. Lo habría podido hacer público al llegar al 6006 o cualquier otra cantidad, pero lo hago ahora porque me apetece. Esto quiere decir, ni más ni menos, que he elaborado el palíndromo que hace 7007. Pero es una verdad a medias. Si cuento todos los que he descartado, los que están en lista de espera, los bilingües, los castellanos, los silábicos, poemas y otras modalidades, he hecho muchos más. Estos 7007 son únicamente los que conforman mi archivo completo de palíndromos, letra a letra, en catalán.
     Es probable que sea el palindromista catalán con más producción, pero esta cifra para mí tiene una importancia muy relativa. Nunca he pretendido acumular ninguna cantidad, ni batir ningún récord, ni competir con nadie. En los inicios de mi dedicación a los palíndromos, estoy hablando de hace algo más de veinte años, tenía como mitos, por la cantidad que habían producido, el catalán Carles Mani (que hizo cerca de 4000) y el argentino Juan Filloy (que se decía que había hecho más de 7000). Pero desde entonces ha llovido mucho y han surgido palindromistas que han superado estas cantidades, principalmente en castellano.
     Haciendo un rápido cálculo estadístico, podría decir que durante estos años, he hecho una media de un palíndromo al día. Ya me parece bien. Esta pequeña dosis es suficiente para mantener la mente despierta y el ánimo ilusionado.
     Si la cantidad no me ha preocupado nunca, debo añadir que tampoco me ha preocupado de forma importante nada de lo que ha rodeado mi actividad palindrómica. Es aquel reducto donde el juego por el juego, el placer por el placer, la distracción serena y limpia, aparca todas las inquietudes y preocupaciones de este valle de lágrimas. Pero no sólo el acto de hacer palíndromos en solitario me ha proporcionado horas de felicidad. Todo ello ha ido acompañado de unos "efectos colaterales" tanto o más placenteros: la relación de los palíndromos con el mundo de los libros y la literatura; la caza y lectura de todo tipo de material relacionado (artículos, revistas, libros, que han acabado formando una biblioteca muy peculiar); la pertenencia al pickwickiano Club Palindromista Internacional; la redacción desde 2003 de la revista Semagames; la publicación de la antología palindrómico SÉ VERLA AL REVÉS; la escritura de decenas de artículos en diversas publicaciones; la presentación de ponencias; la participación en encuentros y congresos, y por encima de todo, el conocimiento y la amistad con una serie de personas que me han enriquecido enormemente.
     Por todo ello, y más cosas, no puedo más que sentirme feliz y agradecido. Doy las gracias, por tanto, a todos los que habéis formado, y formáis, parte de mi entorno palindrómico.
     Para acompañar esta efemérides, un palíndromo dedicado a mi padre. Mi padre nació y pasó su infancia y juventud en el campo, haciendo de campesino. Ahora está en la etapa final de su vida y pasando unos momentos difíciles.

El pare era pagès.
Al tros suà.
Panís, tal blat,
sí, nap, aus.
Sort? La segà.
Pare, era ple.

Jesús Lladó


3 comentarios:

  1. Moltes felicitats per aquest 7007 aniversari, company.
    Que cumpleixis molts més!

    Pere.

    ResponderEliminar