Bienvenida - Benvinguda

El Club Palindromista Internacional inicia en 2010 una nueva etapa con renovada ilusión y entusiasmo.
Bienvenid@s seáis, compositores, lectores y amantes de los palíndromos.

El Club Palindromista Internacional inicia el 2010 una etapa nova amb il·lusió renovada i entusiasme.
Sigueu benvinguts, compositors, palindromaires, lectors i amants dels palíndroms.

Sega, per bo. Palla dina, ni dalla, pobre pagès.

Jesús Lladó


jueves, 30 de diciembre de 2010

NUEVO LIBRO

SORBERÉ CEREBROS
Antología palindrómica de la lengua española
Gilberto Prado – Colofón , 2010

Hace unos días, gracias a la generosidad de Ignacio de J. Sánchez, llegaba a mis manos, desde México, la novedad editorial de Gilberto Prado, SORBERÉ CEREBROS.

Un inciso antes de comentarlo.

En el número 89 de Semagames, mencionaba algunos de los placeres que había experimentado últimamente en mi dedicación a la palindromía. Pues bien, otro de los grandes placeres para mí se produce cada vez que llega a casa un paquete con un libro, o varios, en su interior. El simple hecho de cortar el precinto y el sobre, e inmediatamente observar y ojear el libro, es algo sublime. ¡Ya no digamos si el libro vale la pena! (esto no sucederá jamás con el libro electrónico.)

Luego pueden suceder dos cosas, una que pase al montón de los libros en espera, y la otra que entre directamente en fase de lectura o consulta, como en el caso de SORBERÉ. Entonces, va pasando por los distintos espacios donde suelo leer, o incluso dentro de una cartera (por si me lo llevo a alguna parte). Una vez leído, o consultado, pasa a su lugar de la biblioteca, dependiendo de si se trata de narrativa, ensayo, palíndromos, etc.

Volviendo a SORBERÉ CEREBROS, ante todo felicitar a nuestro amigo Gilberto Prado por la iniciativa. Que yo sepa, es la tercera antología de palindromistas en lengua castellana que se publica. Le anteceden, por orden cronológico, LUZ AZUL (Delegación Venustiano Carranza-1983) y SÉ VERLA AL REVÉS (P. Ruiz-J.Lladó-Praxis 2008), aunque en este caso el castellano convive con catalán, vasco, portugés, etc.. También hay que decir que en PALINDROMERO (Valentín Rincón-Nostra Ed. 2008) hay un largo capítulo con palíndromos de diversos autores.

Lo primero que me gusta es el título SORBERÉ CEREBROS. Corto, magnífico, escatológico y sugerente palíndromo. Está ahí, no necesita búsqueda ni elaboración, pero tiene una fuerza impresionante. Luego la extraordinaria cubierta, diseño de Julián Romero, con estas “angustiantes” llaves inglesas simétricas cuyo mecanismo está formado por manos humanas.

Una nota de Gilberto, en su estilo inteligente al cual nos tiene acostumbrados, introduce ejemplos de 54 palindromistas, cada uno precedido por su biografía. Unos ya clásicos como Arreola, Cortázar, Filloy, Giné, Nafarrate, Torrent, De Winter; otros desconocidos por mí como Colín, Gardea, Krahe, Poitevin; y muchos de los miembros del CPI, desde los Abia, Albaigès, Fuentes, Jover, López, Nemirovsky, Ruiz, Sáenz, Sáez, Sánchez Montes, Tichauer, Torres, Vilallonga, pasando por un servidor, con poca producción en castellano.

Todavía no he terminado de leerlo pero lo estoy disfrutando, y recomiendo encarecidamente su lectura. En él encontramos perlas palindrómicas que creo todo palindromista debería conocer.
No quiero terminar esta resña sin transcribir un párrafo interesantísimo de la nota introductoria.

"Los oficios de los palindromistas son múltiples y poco o nada tienen que ver con la literatura: ingenieros, matemáticos, lingüistas, arquitectos, músicos, publicistas, gastrónomos, cantautores, entre otras actividades variopintas. Esto me hizo reflexionar acerca de la imposibilidad de crear palíndromos desde la torre rígida de la solemnidad o desde la atalaya plúmbea de la disquisición profunda y conceptual. Quizá en ello radique la desdichada animadversión que esgrimen algunos filósofos contra el mundo de las frases jánicas. Recuerdo que cierta vez un pensador mexicano, no sin malicia, me dijo que lo mío "era talento, sin duda, pero mal invertido". Esta desconfianza procede de un prurito apriorístico: el juego verbal no se lleva bien con los entarimados ideológicos ni con los sistemas cerrados donde el concepto reina. La pirotecnia del significante irrita a los adalides del pensamiento grave. Los escritores, poetas y narradores palindromistas tienen un ánimo candoroso, una niñez perpetua: son niños de veinte, treinta, cuarenta u ochenta años: Arreóla, Bonifaz Ñuño, Cabrera Infante, Cortázar, Illescas, Lancini. " Gilberto Prado Galán

JESÚS LLADÓ

No hay comentarios:

Publicar un comentario